Gerhard Bondzin

“El arte socialista en su desarrollo siempre se sintió vinculado con los ideales de la clase obrera, por ello sus objetivos son la paz y la justicia, allí lo impulsa la hermandad de los pueblos y la humanidad progresista.” (Gerhard Bondzin, 1980)

bondzin

Algunos datos sobre el artista:

Nace en Morag (actual Polonia) en 1930. Entre 1945-1946 trabajó como peón agrícola, luego, en los dos años siguientes, cursó estudios profesionales en la Escuela Industrial de Juguetes y Cerámica de la ciudad de Sonneberg. Entre 1948-1951 fue alumno de artes plásticas en la Universidad Bauhaus en Weimar, donde tuvo como maestro al afamado diseñador Hanns Hoffmann-Lederer. Culminó sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de Dresde (bajo la tutela de los pintores Fritz Dähn y Rudolf Bergander), en 1962 fue nombrado docente de esta casa de estudios, de la que posteriormente llegaría a ser rector (1965-1970). Fue miembro de la dirección distrital del Partido Socialista Unificado de Alemania (1969-1984) y presidente de la Asociación de Artistas de la República Democrática Alemana (1970-1974). Se mantuvo como docente hasta su muerte en 2014.

La obra de Gerhard Bondzin es de un carácter amplío y multifacético, en la que es evidente el su gran dominio de las más variadas técnicas, entre las cuales se incluyen el mosaico en cerámica, grabado en madera, dibujo a lápiz, acuarela y pintura al oleo.

En su trabajo pictórico se hace patente una fuerte influencia del impresionismo, lo que, dicho sea de paso, es algo característico en la primera generación de pintores de la RDA,  por otra parte, sus acuarelas, dibujos y grabados, sin dejar de lado los elementos impresionistas, incorporan trazos estilísticos típicos de la pintura oriental. Otra faceta de su legado, es el arte monumental plasmado en mosaicos y murales en los que fusiona la épica soviética con una forma compositiva que es claramente deudora del muralismo mexicano.

Lo dicho sobre estas influencias, que se hacen sentir en el legado artístico de Bondzin, no le resta originalidad a su obra, todo lo contrario, esta versatilidad en el manejo de técnicas y estilos es el fundamento gracias al cual se convirtió en el pionero de una escuela propia en el tratamiento del realismo y la épica revolucionaria. El primer aspecto es notable en sus grabados y acuarelas producto de su viaje por Vietnam, en ellos se siente el profundo amor y respeto que Bondzin tenía por el pueblo vietnamita que en ese momento resistía valientemente a la agresión norteamericana, mientras que la épica revolucionaria la desarrolló a plenitud en el arte monumental, que en Bondzin posee un marcado humanismo y carácter popular.

Lamentablemente, en al actualidad muchas de las obras monumentales de Bondzin se deterioraron gravemente debido a la desidia y el descuido de las autoridades de la Alemania federal.

Obras:

bondzin-01
Los fascistas no pasarán, 1962.
bondzin-02
Los invencibles, 1967.
bondzin-03
Dos muchachas tailandesas, 1963.
bondzin-06
Dos muchachas tailandesas (detalle).
bondzin-05
Balcón en La Habana, 1975.
bondzin-07
Cortadores de caña, 1975.
bondzin-04
Paisaje de La Toscana, 1982.
bondzin-08
Ponis, 1983.
bondzin-09
Amanecer, 1979.
bondzin-10
El Salvador, 1982.
bondzin-11
Madre vietnamita, 1965.
bondzin-12
¿Qué es más?, 1958.
bondzin-13
El cerrajero, 1956.
bondzin-14
Muchacha de Hanoi, 1979.
bondzin-15
La pausa del café, 1979.
bondzin-16
El camino de la bandera roja, 1969.
bondzin-17
El camino de la bandera roja, 1969.

 

Anuncios

Un comentario en “Gerhard Bondzin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s